La UE debate nuevas medidas de seguridad tras los ataques de París

La UE debate nuevas medidas de seguridad tras los ataques de París

Los titulares de Interior discuten hoy sobre el control de fronteras, de armas y de pasajeros.

Los ministros de Interior y Justicia, reunidos este viernes en Bruselas con carácter de urgencia, debaten la aprobación de medidas en respuesta a los ataques terroristas de París de hace justo una semana. “Hay que encontrar un nuevo equilibrio entre seguridad y libertad”, señaló el ministro español Jorge Fernández-Díaz a su llegada a la cumbre con sus homólogos de la Unión.

Refuerzo en el control de fronteras exteriores

A propuesta de Francia, los 28 socios debatirán este viernes la aprobación de un control más estricto a todos los ciudadanos —comunitarios y extracomunitarios— en las fronteras exteriores. Es decir, cualquier ciudadano del mundo, sea sospechoso o no, sufrirá un control de pasaporte cuando entre en territorio comunitario desde un tercer país ajeno al espacio de libertad de movimiento (Schengen) de la que gozan 26 países de la UE. Las autoridades plantean cruzar datos con las bases de Interpol a través del control automático de escáner de los documentos de identidad, algo que hasta ahora no sucedía de manera sistemática —sí aleatoria— a los ciudadanos comunitarios que entrasen en territorio Schengen.

Hasta el momento, el código Schengen permitía a las autoridades nacionales efectuar controles sólo a los ciudadanos de terceros países sospechosos de actividad terrorista. Lo que Francia propone es que se modifique uno de los artículos del código (el 7.2) para poder controlar “de manera sistemática a todos los ciudadanos”, sean sospechosos o no, sean europeos o no.

De ser aprobada, la medida no entraría en vigor hasta al menos marzo de 2016, según el borrador de conclusiones. “En cualquier caso [la aplicación] sería cuestión de pocos meses”, señalaron el jueves por la tarde fuentes diplomáticas.

Registro de Nombres de Pasajeros (PNR, en sus siglas inglesas)

Se trata de una iniciativa que lleva estancada desde 2013 por la dificultad de la aprobación en la Eurocámara ya que muchos europarlamentarios opinan que su implantación pondría en peligro la protección de datos y la intimidad de los ciudadanos comunitarios.

Los Veintiocho —y en especial España, Irlanda y Reino Unido, según han destacado este viernes sus titulares de Interior— quieren acelerar la creación del PNR y tenerlo listo “necesariamente” para finales de 2015. Los ministros harán presión al presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, que también estará presente en la reunión, para que las tres instituciones aprueben la medida en el próximo mes. “Estamos convencidos de que saldrá adelante”, señalaron el jueves fuentes del Consejo, el órgano que representa los intereses de los Veintiocho.

Control de armas de fuego

Los ministros de Interior y Justicia están llamados a decidir sobre medidas más duras para atajar el mercado negro de armas de fuego de la UE. La Comisión ya hizo su propuesta el pasado miércoles que los ministros la deberán votar este viernes. Entre las medidas estaría la de restringir las posibilidades de venta legal de armas y seguirles mejor el rastro cuando están desactivadas. “Debemos acelerar el proceso en el control de armas de fuego”, ha declarado la titular británica, Theresa May, una de las que más defiende esta medida junto a la del PNR.

Más papel de Frontex en la lucha antiterrorista

La agencia de control de fronteras exteriores de la UE (Frontex) tendrá junto a Europol un papel más activo. Deberán centrar esfuerzos en detectar traficantes y posibles terroristas en las fornteras. Hasta ahora la agencia se limitaba a hacer una labor de control y vigilancia en los límites exteriores de Schengen. Los Estados miembro esperan que “para principios de 2016”, Frontex y Europol comiencen a intercambiar datos de manera más enérgica.

Comparte este articulo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *